Testimonios

Escriben nuestros pacientes:

Dr. Gustavo Salinas Sedó:
Desde que tengo uso de razón me sudaban las manos. Recuerdo que cuando estaba en el colegio tenía que poner un papel sobre mis exámenes y cuadernos para no hacerles hueco de tanta agua que salía de mis manos.
No entendía porque me pasaba eso a mí. Son innumerables las cosas que me costaban hacer porque todo lo dejaba húmedo. Gracias a Dios siempre fui segura de mi misma y si alguien me tomaba la mano por algún motivo le advertía de mi mal para que no se asuste.
Así pasé 25 años de mi vida, dejando huellas en papeles, teléfonos, computadoras, ropa y todo lo que tocaba… ¿manejar, cortar, pegar, tocar un instrumento? imposible… sudaba sin parar y lo más terrible de todo es que no encontraba una cura definitiva para esta enfermedad.
 

Sin embargo, un día descubrí la pólvora al ver Dr. Salinas en un programa televisivo explicando la operación que realizaba, sentí que fue el destino el que lo puso en el camino y sin pensarlo dos veces lo busqué y no me equivoqué.

El 25 de setiembre del 2004, fecha que recordaré toda la vida, me operé y hasta el día de hoy me parece increíble despertar y ver mis manos totalmente secas. Es más, hoy me puedo dar el lujo de escribir estas líneas sin mojar el teclado.
La operación fue efectiva al 100% en mi caso y la vida me cambió radicalmente. Soy la mujer más feliz y afortunada del mundo desde ese día.
En realidad no tengo más palabras para decir como me siento. Simplemente me invade una felicidad indescriptible.
Muchas gracias a todos los que estuvieron en mi operación, los recordaré por siempre.

Angella Esposito Ruiz

 

 
 
 

Dr. Gustavo Salinas Sedó:
Este puede ser un testimonio más para otros, pero para mí es mucho más que eso.
En mayo va a ser una año de mi operación, se acuerda?. Desde que lo vi en la televisión explicando la operación y lo efectiva que era, supe que era la solución a mi problema. A pesar de todas las cosas negativas que me decían sobre la operación yo decidí tomar el riesgo porque ya estaba enferma con todo lo que me pasaba. No lo pensé dos veces y créanme fue lo más acertado que he hecho en mi vida. Todo fue como usted y su staff me lo explicaron. La verdad me faltarían palabras para explicarles el cambio en mí.

Yo tuve la hiperhidrosis desde que nací y toda mi vida me la pasé buscando soluciones. Desde que iniciaba el día era pensar qué se me podía presentar y cómo poder disimular mi sudoración para que nadie se diera cuenta o simplemente era evitarlas y ya no asistía a reuniones para evitarme esa situación de stress que esto me creaba. Desde que salía de mi casa, tenía que dirigir el aire de ventilación del carro hacia mis manos para poder manejar.
Mi problema era en manos y pies. Los pies como que lo podía manejar mejor, simplemente no usando sandalias, pero las manos, era una cosa que me ponía en una situación de depresión y tristeza muy grandes.

Me operé un 10 de mayo del 2003, que fue sábado, y fue maravilloso sentir mis manos secas inmediatamente. Descansé unos días en mi casa y el miércoles ya me fui a trabajar. Mi recuperación fue muy rápida, solo una molestia en la garganta y dolor de espalda que con los días fue pasando, tal como me lo explicaron. En manos y pies para mi ha sido 100% efectiva. Antes de operarme me dijeron que la operación iba dirigida sólo para manos, pero en mi caso, cuando me empezaban a sudar las manos automáticamente me empezaban a sudar los pies, será por eso que ha sido igualmente de efectiva para ambos.

Yo misma a veces sin querer ya hago cosas que antes no podía, el simple hecho de poder saludar a alguien dando la mano, escribir o tipear ahora mismo esta carta sin tener un papel debajo de mis manos, contestar el teléfono sin dejarlo mojado, apoyar mis manos en el escritorio sin dejar una huella, y así infinidad de cosas que son muestra que uno ya tiene más seguridad en si mismo. Ah! y este verano usé sandalias, no lo puedo creer.

Sobre la sudoración compensatoria, pues si la tengo en las piernas y espalda, sobre todo en días calurosos o cuando hago ejercicios, pero la verdad nada se compara a la sudoración de las manos. Es muy manejable y no me molesta.

Le agradezco a usted Dr. Salinas y todo su staff por toda la atención personalizada que me brindaron antes y después de la operación.
 
Alicia Díaz Cabanillas
 
 

Primer Centro de Hiperhidrosis en el país
Leónidas Avendaño 116, Miraflores. Lima 18, Perú - ver plano
Teléfonos: (511) 4461694 - 2413006 - Fax: (511) 6523604
Nextels 812*7808 / 605*5245
RPC CLARO: 989218811 / 989218808 / 989249501

Copyright © 2012 Hiperhidrosis Perú- Web Diseñada por renatorvirtual.net